En Toronto aumentan conductores que no respetan semáforos en luz roja



REDACCION ST.-  Algunos conductores en la ciudad de Toronto se atreven a pasar la luz roja del semáforo sin medir las consecuencias que puedan traer este tipo de acciones. Solo el año pasado se emitieron 90,000 fotopapeletas, un aumento de casi el 50 por ciento, según la municipalidad. 

En muchas intersecciones la municipalidad  ha reemplazado las cámaras de luz roja,  después de reducir el límite de velocidad en la zona, al mismo tiempo también redujo la duración de la luz ámbar que era de 3,3 segundos a solo 3, dando a los conductores menos tiempo para poder cruzar la intersección, lo que originó el aumento de las papeletas en un casi 30 por ciento.

En total, el número de cargos emitidos a través del programa de cámara de luz roja en Toronto aumentó a casi 90,000 boletos emitidos el año pasado, y se espera que la cifra aumente a medida que la ciudad instale más dispositivos de fotopapeletas bajo su plan de seguridad vial reiniciado.

Según las estadísticas de la ciudad, la evidencia capturada por las cámaras resultó en 89,079 cargos en el 2018, en comparación con 60,484 en el 2017, un aumento del 47 por ciento.

El portavoz de los servicios de transporte  de Toronto, Eric Holmes,  dijo que el aumento en toda la ciudad se debió principalmente al despliegue de cámaras adicionales en los últimos años. La ciudad instaló 70 nuevos dispositivos en el transcurso del 2017 y 2018, que casi duplicaron su número. A fines del año pasado, había 149 de ellos ubicadas en toda la ciudad.

Pero Holmes dijo que las mejoras en la tecnología de la cámara también fueron un factor. A partir del 2016, los dispositivos modelo más antiguos se cambiaron por versiones más nuevas que son “mucho mejores para reunir pruebas en condiciones climáticas adversas”, lo que resultó en más cargos, dijo.

Por segundo año consecutivo, la cámara que generó la mayor cantidad de cargos fue la que se encuentra en la intersección de Richmond-Parliament, cerca de la entrada al centro de la ciudad en  Don Valley Pkwy.

Las cámaras de luz roja capturan automáticamente la imagen del vehículo si entra en una intersección después de que la luz se ha puesto roja. Los dispositivos no se activan si un automóvil ya se encuentra  cruzando la intersección o  cuando los conductores esperan girar a la izquierda.

Un oficial revisa la imagen antes de emitir un boleto, que viene con una multa de $ 325. Debido a que las fotos no pueden probar quién conducía el vehículo en ese momento, el boleto se envía al propietario del vehículo y no se emiten puntos de demérito.

Según la ciudad, el personal elige las ubicaciones de las cámaras en función a estadísticas de tráfico que incluyen datos de velocidad y colisión.

About the Author

Déjenos sus comentarios

*

Visit Us On FacebookVisit Us On Twitter