Canadá, eutanasia: Líderes religiosos contra la nueva ley que amplía el recurso

La Iglesia defiende la vida desde su concepción hasta su muerte natural / foto: CV.

CIUDAD DELVATICANO.- “Nos sentimos obligados a expresar nuestra gran preocupación y oposición al proyecto de ley C-7 que, entre otras cosas, amplía el acceso a la eutanasia y al suicidio asistido a los que no se están muriendo”, declaran en una carta, más de 50 líderes religiosos de Canadá que piden que la vida “se defienda a toda costa”.

Más de 50 líderes religiosos de Canadá firmaron una carta dirigida a todos los canadienses en la que se oponen a los esfuerzos del gobierno federal por simplificar la ley de eutanasia y suicidio vigente en el país, y que fue publicada en los principales medios de comunicación, incluido el sitio web de la Conferencia Episcopal.

No a la eutanasia y el suicidio asistido

La carta se opone al proyecto de ley C-7: una ley presentada por el Gobierno federal el 5 de octubre para enmendar el artículo del Código Penal relativo a la asistencia médica en caso de muerte, que trata de ampliar los criterios de elegibilidad para la eutanasia y el suicidio asistido -descrito como “asistencia médica en caso de muerte”- eliminando el criterio de “previsibilidad razonable de la muerte natural” actualmente presente en el Código Penal, con el fin de suavizar algunas de las restricciones existentes que permiten a los pacientes cuya muerte es “razonablemente previsible” renunciar al consentimiento final para recibir la eutanasia mediante una directiva anticipada.

Retroceso en la forma de tratar a los débiles y enfermos

“Nos sentimos obligados a expresar nuestra gran preocupación y oposición al proyecto de ley C-7 que, entre otras cosas, amplía el acceso a la eutanasia y al suicidio asistido a los que no se están muriendo” -escriben los líderes religiosos- “nuestra reflexión colectiva se centra en el hecho de que hemos llegado tan lejos como sociedad, pero al mismo tiempo hemos retrocedido tan seriamente en la forma en que tratamos a los débiles, los enfermos y los marginados“.

El mensaje refleja una unidad de pensamiento y preocupación entre las diferentes comunidades religiosas de Canadá ante el sufrimiento humano, la muerte y los moribundos; así como la insuficiencia de la eutanasia y el suicidio asistido como respuesta. 

El valor de los cuidados paliativos

“Estamos convencidos de que un sistema robusto de cuidados paliativos a disposición de todos los canadienses es una respuesta mucho más eficaz al sufrimiento y a la protección de la dignidad sagrada de la persona humana, los cuidados paliativos abordan el dolor en un entorno cariñoso y afectuoso, en el que las personas hacen todo lo posible por ofrecer comodidad y confort”.

La carta fue firmada y promovida por la Conferencia Canadiense de Obispos Católicos, el Rabino Reuven P. Bulka, el Consejo Canadiense de Imanes, la Comunidad Evangélica del Canadá y la Ahmadiyya Musulmana Jama’at Canada.

About the Author

Déjenos sus comentarios

*

Visit Us On FacebookVisit Us On Twitter