Parroquias en Toronto y la Región Peel restringen asistencia a solo 10 personas y cancelan misas públicas

Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe en Toronto / Foto: V. Aguilar.

REDACCION ST.-  Las medidas anunciadas por el gobierno de Ontario, de elevar el código de alarma de rojo (control) a gris (bloqueo) para Toronto y la Región de Peel, ha obligado a la Arquidiócesis de Toronto a modificar o cancelar algunos servicios.

A partir de hoy lunes 23 de noviembre 2020, las parroquias deben restringir la asistencia dentro de la iglesia a 10 personas, incluidos los sacerdotes que escuchan confesiones o un miembro del personal / voluntario requerido para monitorear las restricciones de capacidad.

Debido a estas medidas, las Misas públicas deben cancelarse temporalmente. Se les pide a los sacerdotes que celebren una misa privada todos los días por las intenciones de los feligreses y por aquellos que sufren de COVID-19.

Se anima a las iglesias, siempre que sea posible y según el juicio del párroco, a permanecer abiertas a la oración privada y a que los fieles reciban el sacramento de la reconciliación.

Las bodas, funerales y bautismos (sin misa) están restringidos a 10 personas, incluidas las que participan en el ministerio (sacerdote, cantor, etc.).

Las Primeras Comuniones y Confirmaciones deben posponerse en este momento.

Se anima a los feligreses a ver misas en línea / en vivo / televisadas.

Una lista completa está disponible en www.archtoronto.org y continuaré celebrando la misa en vivo todos los días desde la Basílica de la Catedral de St. Michael’s a las 7:30 a.m

No se deben realizar reuniones en los pasillos parroquiales u otros espacios de la iglesia en este momento. La única excepción serían los que se consideran servicios esenciales, por ejemplo. Reuniones de Alcohólicos Anónimos / Narcóticos Anónimos. Estas reuniones deben limitarse a 10 personas y garantizar que se implementen todas las medidas adecuadas de salud y seguridad (uso de máscaras, desinfectante de manos, distanciamiento físico, etc.). Las reuniones virtuales deben reemplazar las reuniones en persona siempre que sea posible.

Las oficinas parroquiales deben trasladarse a la Fase 1 – Oficinas parroquiales cerradas / Restricciones operativas significativas. Solo personal esencial en la oficina. Los empleados deben trabajar de forma remota siempre que sea posible. Oficinas parroquiales cerradas al público – citas esenciales limitadas solamente. El personal debe seguir las instrucciones del pastor con respecto a la situación local con el enfoque más prudente. En parroquias más grandes, es posible rotar al personal.

About the Author

Déjenos sus comentarios

*