Casi un tercio de canadienses planean reunirse para celebrar fiestas de fin de año, pese al aumento en los casos de COVID-19

REDACCION ST.- Los funcionarios de salud de Canadá están instando a los residentes a evitar reunirse para celebrar las fiestas de fin de año, pero dicen que algunas personas no están escuchando.

Nuevos datos del Instituto Angus Reid han encontrado que una parte significativa de los canadienses todavía planean visitar a personas fuera de sus hogares inmediatos.

La encuesta muestra que el 30 por ciento de los canadienses se reunirán con amigos y familiares y el 10 por ciento dice que viajará fuera de sus propias comunidades para hacerlo.

En Ontario, el 27 por ciento dice que planea visitar a amigos y familiares y el 8 por ciento dice que planea viajar.

Los datos revelan que el 30 por ciento de los habitantes de Ontario no ha pasado tiempo con nadie fuera de sus propios hogares en las últimas semanas. Más de la mitad, el 57 por ciento, dice que ha socializado con una a cinco personas fuera de sus hogares en ese período de tiempo. El catorce por ciento dice que se ha reunido con seis o más en las últimas semanas.

Estas cifras son más altas en Alberta y Quebec, dos provincias que se encuentran entre las más afectadas por la segunda ola de la pandemia COVID-19. Cerca del 35 por ciento en cada provincia planea celebrar con otros durante las vacaciones.

La encuesta revela que al 80 por ciento de los canadienses les preocupa que alguien que conocen se enferme. Los que no estaban preocupados tenían el doble de probabilidades de decir que se reunirían con otros durante las fiestas.

El optimismo prevalece en todo el país a pesar de las circunstancias sin precedentes. La encuesta muestra que la pandemia no ha desanimado por completo los ánimos.

 El oficial médico de salud de Toronto dice que con los casos de COVID-19 en constante aumento en la ciudad, es prudente que los residentes planifiquen y se preparen para celebraciones festivas poco comunes y variadas a medida que nos acercamos al nuevo año.

La Dra. Eileen de Villa dijo que el comienzo de diciembre trae regularmente “celebraciones llenas de tradición”, pero esas típicas reuniones navideñas deben ser repensadas y reinventadas por completo.

 “El número de casos es tan alto, que solo puedo llamar a esto una situación muy, muy grave”, agregó de Villa.

El aumento continuo de casos que se dirigen a la temporada navideña ha obligado a los líderes gubernamentales a tomar decisiones difíciles.

About the Author

Déjenos sus comentarios

*