En Ontario se impondrán multas de $750 a $1000 por no “quedarse en casa” por el coronavirus

Por VICTOR AGUILAR.- Conforme se incrementan los contagios y las muertes en Ontario, el gobierno provincial ha aumentado las restricciones de COVID-19. Y una de ellas es “QUEDARSE EN CASA” con excepciones para fines esenciales, como ir al supermercado o farmacia, acceder a servicios de atención médica, para hacer ejercicio o para trabajos esenciales.

Los que no acatan esta norma para evitar la propagación del peligroso COVID-19, estarán sujetos a multas desde $750 a $ 1000. Además, cualquier persona que intenta obstruir el trabajo de los encargados de hacer cumplir las normas, serán multados con $1000.

Los encargados de imponer estas sanciones serán, la Policía Provincial de Ontario (OPP), las fuerzas policiales locales, los oficiales de ordenanza y los inspectores provinciales de lugares de trabajo. Tendrán poderes para dispersar a la gente y emitir multas a los malos actores.

 “Todos deben quedarse en casa para salvar vidas. No podría ser más claro”, dijo el premier Doug Ford.

Además de las multas, romper las normas establecidas por el gobierno le podría costar hasta un año de cárcel. La Orden de “quedarse en casa” entra en vigor a partir del jueves 14 de enero de 2021 a las 12:01

About the Author

Déjenos sus comentarios

*