Líder Conservador pide a Trudeau impulsar nueva sede para Juegos Olímpicos de Beijing debido al “genocidio” contra los Uighurs en China

El líder del Partido Conservador,  Erin O’Toole / CP.

OTTAWA.- El líder del Partido Conservador,  Erin O’Toole está pidiendo al gobierno de Justin Trudeau, que impulse una nueva sede  para los Juegos Olímpicos de Beijing  que se realizará el próximo año en medio del “genocidio” de China contra la minoría Uighurs.

“Creo que los canadienses estarían de acuerdo que los Juegos Olímpicos se desarrollen en otra sede, y no en un país que está cometiendo  genocidio contra parte de su población”, dijo O’Toole.

También, O’Toole dijo que el primer ministro Justin Trudeau debería comunicarse con el Comité Olímpico Internacional para impulsar los Juegos de Invierno del 2022.

Canadá “no debería enviar atletas a China en medio de un genocidio“, dijo, pero no llegó a afirmar que Canadá debería boicotear las Olimpiadas, o dar un paso para albergarlas.

China ha sido acusada de utilizar métodos anticonceptivos forzosos para limitar los nacimientos y los campos de detención de los  Uighurs para adoctrinar a la minoría mayoritariamente musulmana en la sociedad china.

Beijing ha negado cualquier irregularidad en la provincia de Xinjiang, diciendo que está ejecutando un programa voluntario de empleo y capacitación en idiomas.

Trudeau dijo que el genocidio es un término “extremadamente cargado” que debe aplicarse con cautela y estrictamente de acuerdo con criterios reconocidos internacionalmente, y con cautela de diluir su gravedad.

“No hay duda de que ha habido tremendos abusos a los derechos humanos provenientes de Xinjiang”, dijo el martes.

El uso de la palabra debe estar “debidamente justificado y demostrado para no debilitar la aplicación del ‘genocidio‘ en situaciones del pasado”.

Si el término se aplica a China es “algo que deberíamos considerar en el caso de los Uighurs “, dijo.

El Comité Olímpico Canadiense y el Comité Paralímpico Canadiense junto con el Comité Olímpico Internacional “están observando muy de cerca” las llamadas para la reubicación de los juegos, agregó Trudeau.

La demanda de O’Toole sigue a una carta de más de una docena de legisladores federales de todos los partidos a principios de este mes que pidieron la reubicación debido a lo que consideraron una “campaña genocida” contra los Uighurs  y otras minorías musulmanas.

La carta, cuyos signatarios incluyen a 13 parlamentarios y al medallista de oro Jean-Luc Brassard, se produjo después de un llamado de unos 180 grupos de derechos humanos para boicotear los Juegos de Beijing, programado para comenzar el 4 de febrero de 2022.

El delicado manejo del problema por parte de Ottawa se produce en medio de las intensas tensiones con la superpotencia mundial en los últimos dos años, luego de la demanda de Beijing para que Canadá libere a un alto ejecutivo del gigante de las comunicaciones Huawei que es buscado por cargos de fraude en los Estados Unidos.

About the Author

Déjenos sus comentarios

*