Los productos no esenciales están fuera del alcance de los compradores en tiendas como Costco, Walmart y Superstore

Foto: VICTOR AGUILAR.

TORONTO – El jueves por la mañana entró en vigor una orden de “quedarse en casa” en toda la provincia que, entre otras cosas, limita a las tiendas minoristas, incluidas las grandes tiendas, a vender solo artículos esenciales como comestibles, artículos de farmacia y artículos para el cuidado de la salud.

Las  grandes tiendas como Costco, Walmart y Superstore se están ajustando a las nuevas restricciones de cierre por parte del gobierno provincial en un intento por frenar la tercera ola de COVID-19. Estas y otras tiendas no podrán vender artículos que son considerados no esenciales como ropa, artefactos eléctricos, juguetes, zapatos, etc.etc.

Las reglas, similares a las implementadas anteriormente en la pandemia en provincias como Quebec y Manitoba, donde los artículos no esenciales están fuera del alcance de los compradores. Secciones enteras están acordonadas con cinta de precaución y carteles que explican el motivo del cierre.

El analista minorista Bruce Winder dice que las nuevas reglas ayudan a nivelar el campo de juego para los minoristas.

En cierres anteriores, las tiendas como librerías y floristerías estaban restringidas a la recogida y entrega en la acera, pero los compradores podían comprar libros y flores en persona en supermercados y grandes tiendas.

La situación llevó a los propietarios de pequeñas empresas a quejarse de que las reglas beneficiaban a los minoristas más grandes y perjudicaban a los operadores independientes más pequeños.

Winder dice que las últimas medidas de emergencia promulgadas por la provincia refuerzan el mensaje de que la gente solo debe ir a comprar artículos esenciales.

About the Author

Déjenos sus comentarios

*