Mayoría de canadienses apoyan implementación de multas para no vacunados cuando solicitan atención medica, según encuesta

El premier de Québec, François Legault.

CANADA.- Un poco más del 60 por ciento de los canadienses encuestados recientemente están de acuerdo con la implementación de multas para los no vacunados, como un impuesto a la atención médica, similar al que anunció el premier de Québec, François Legault.

Legault dijo que los adultos en Québec que se nieguen a ser vacunados contra el COVID-19 se verán obligados a pagar una sanción económica “significativa”. La multa sería la primera de su tipo en Canadá y se aplicaría a los residentes no vacunados que no tengan una exención médica.

Una nueva encuesta publicada hoy  miércoles por Maru Public Opinion indica que la mayoría de los canadienses están de acuerdo en que los no vacunados deberían ser penalizados de alguna forma.

“La publicación de los resultados llega cuando el premier de Québec, François Legault, anunció que la provincia impondría un impuesto sanitario a los quebequenses que se nieguen a recibir su primera dosis de una vacuna contra el COVID-19 en las próximas semanas”, dijo el vicepresidente ejecutivo John Wright.

“Los resultados de una encuesta nacional publicada hoy por Maru Public Opinion revela que la mayoría (60 por ciento) de los canadienses apoya algún tipo de multa que podría equivaler a un recargo de atención médica para aquellos que eligen no vacunarse”.

Los resultados de la encuesta muestran que cuatro de cada diez (38 por ciento) de los canadienses admiten conocer a alguien en su familia o círculo de amigos que ha contraído el virus COVID-19 en los últimos 10 días.

“Según el último sondeo, los que tienen más probabilidades de conocer a alguien que haya contraído COVID recientemente (38 por ciento) provienen de Ontario (42 por ciento), seguidos de los que viven en Manitoba/Saskatchewan (39 por ciento), Québec (38 por ciento), Canadá Atlántico (36 por ciento), Alberta (34 por ciento) y  British Columbia (31 por ciento)”.

Una encuesta anterior de Maru Public Opinion publicada el 3 de enero encontró que la mayoría (56 por ciento) de los canadienses estaban preocupados por contraer la variante Omicron y que 1 de cada 10 (11 por ciento) conocía a alguien entre su familia o círculo de amigos que han contraído el virus.

Esa misma encuesta concluyó que el 54 por ciento de los encuestados cree que se está subestimando el virus y la mayoría (55 por ciento) está de acuerdo en que las vacunas, o la inmunidad de las personas, las protegerán.

Encuestó a poco más de 1500 personas el 20 de diciembre.

Los resultados de la encuesta llegan inmediatamente después de que el ministro de salud de Canadá dijera que espera que el país llegue a un momento en la pandemia de COVID-19 en el que las provincias consideren implementar un mandato de vacunación más amplio para contrarrestar el aumento de casos.

About the Author

Déjenos sus comentarios

*